Un conflicto es una situación en la que dos individuos con intereses contrapuestos entran en confrontación u oposición.En los niños y niñas tan pequeños también se dan conflictos pero cuanto más óptimo sea el entorno menor será el número de desencuentros; de alguna manera, el caos lleva al caos. Es importante llenar el vaso emocional de los pequeños. Los bebés seguros crecen como bebés autónomos y los bebés con recursos entrarán menos en conflicto.

El pequeño deberá aprender a lidiar con problemas y equivocarse en su propia cotidianidad y con tareas de una magnitud pertinente y acorde con su edad. Si tu hijo se enfada por no ser capaz de realizar una actividad que a la vista de un adulto es “fácil”, no le hagas ver su problema como una tonteria, ya que para el significa algo muy importante. Este puede ser un gran obstáculo en su vida y deberá solucionarlo por si solo.

Es totalmente cierto que ningún padre quiere ver a su pequeño en medio de una etapa de frustración y tristeza a causa de algo tan sencillo como no poder amarrar sus zapatos, por tal motivo deberás acompañarlo y guiarlo pero por ninguna razón tratar de hacerlo por el ya que es algo que debe enfrentar por sus propios medios y entender que el cuenta con la capacidad para hacerlo.

9 Consejos para enseñar a los niños a afrontar sus errores

  1. ni todo lo que quiera, la palabra “no” puede traer numerosos beneficios. Pero hay que saber decir “no”, es mejor utilizar formas diferentes de expresión para explicar lo que esta mal hecho, y evitar señalamientos con los dedos.
  2. Cuando tu pequeño quiera vestirse por sus propios medios no trates de impedirselo solo porque no lo haga de la mejor manera, permitele ponerse la camisa, el pantalón, las medias o los zapatos asi quede mal organizado. Déjalo terminar y luego ayúdale a arreglar los pequeños detalles que hayan podido quedar defectuosos y explicale como se hace mejor.
  3. Si se cae algo de su mano cuando el pequeño ya cuenta con la capacidad de recogerla, déjalo que lo levante solo.
  4. No hagas sus tareas del jardin o el colegio por él, ayúdale y acompañalo mientras las realiza pero trata de permitirle asumir su responsabilidad y darle el valor suficiente a su trabajo, si haces todo por el no solo se volverá perezoso, sino que sentira que lo que hace no vale la pena.
  5. Cuando el pequeño tenga un  resultado contrario al esperado hazle sentir y saber que es algo completamente normal, que nos pasa a todos y que entiendes lo que se siente, trata de invitarlo a que lo haga nuevamente o hazle ver el lado bueno de la situación.
  6. No pongas en sus manos todas las soluciones a sus problemas o equivocaciones, concedele pensar en ellas y trata de que sea el quien resuelva las situaciones. Trata de preguntarle que es lo que quiere y puede hacer y proponle algunas alternativas.
  7. Dale un valor importante a los problemas de tu pequeño, para el puede ser tan importante dibujar bien un avión como para ti el buen desempeño en tu trabajo.
  8. Enseñale a tu hijo que el termino pedir ayuda no es sinónimo de debilidad, ayúdale a pedirla en el momento en que la necesite. Fomenta en el hacer preguntas de todo y no ser timido.
  9. Fomenta en el niño la mentalidad de que no tiene que ser perfecto en todo lo que se proponga hacer, ya que los niños que se desarrollan con ese tipo de mentalidad no cuentan con las bases necesarias para afrontar las malas situaciones en la vida y ante el primer obstaculo no saben de que manera actuar lo que desencadenara grandes frustraciones, explicale que los errores y equivocaciones hacen parte de una vida normal y son totalmente aceptables y que no tendrá que ocultarlos ante mamá, papá o las personas a su alrededor para ser realmente amado y valorado.