bebé con pañal de tela¿Por que gastar dinero en pañales que acaban en la basura si puedes usar pañales reutilizables? Eso es lo que se plantean cada vez mas mamás y papás, que recurren a la opción de los pañales de tela para sus bebés, gracias a sus ventajas en comparación con los desechables.

Es obvio que los pañales de un solo uso tienen muchas ventajas, pero en un tiempo en el que se miran con lupa los hábitos de consumo y se pasan por el filtro de la sostenibilidad, los pañales no iban a ser menos.

¿Realmente es mas económico utilizar pañales de tela? ¿Es más respetuoso con el medioambiente? ¿Supone mucho mas trabajo tener que lavarlos? ¿Qué tipos hay y cuál le iría bien a mi bebé?. Sigue leyendo porque te hemos preparado esta guia para tratar de resolver todas tus dudas.

¿Que son los pañales de tela?

No hay que darle muchas vueltas: tal como su nombre indica, son pañales fabricados con tela. Quizás recordarás historias que te contaba tu abuela sobre los pañales que se usaban antes y que, efectivamente, eran de tela también.

Pero ¿entonces estos pañales son como los de “las abuelas”? No, no son como los de “las abuelas”, que se pasaban el dia lavando pañales y que no eran tan efectivos. Con los años, tambien los pañales lavables y reutilizables han evolucionado. Hoy en día los materiales son mas delicados y cuidadosos con la piel del bebé, su diseño ha mejorado mucho y se utilizan combinaciones textiles para conseguir un resultado mejor.

En líneas generales, lo que te vas a encontrar en el mundo de los pañales de tela son estos dos elementos combinados de distintas maneras:

  • Coberturas impermeables (exteriores). Suelen estar fabricadas en poliester o un material similar. Es la parte exterior que evita que la orina del bebé se traspase. Hay distintos diseños y mas adelante los veremos.
  • Absorbentes (interiores). Con diversidad de tamaños y alguna variacion en diseño, pero básicamente se trata de una tela muy empapadora y de gran suavidad.

Además de eso, se utiliza el forro biodegradable. Lo nombramos aparte porque no es exactamente un componente del pañal de tela, sino un complemento que facilita muchisimo el dia a dia.

Solo tienes que poner una tira de ese forro como última capa, en contacto directo con la piel del bebé. Así, si ha hecho popó, simplemente lo doblas sobre si mismo y lo tiras. Si solo ha hecho pis puedes lavar y reutilizar el forro dos o tres veces. Esto simplifica muchisimo los lavados, como ya te estarás imaginando.

Como ves, hoy por hoy los pañales han mejorado mucho respecto a las simples telas de algodon que se utilizaban antes. Han evolucionado tanto los materiales como el diseño incluyendo:

  • Barreras “antifugas”
  • Zonas especiales antihumedad en la barriguita del bebe
  • Ajustes de tallaje
  • Posibilidad de agregar capas en funcion de las necesidades

Principales tipos de pañales de tela

1. Predoblados

Es la versión más parecida a los de “las abuelas”, que eran un simple paño, aunque hay que decir que, aun asi, están mejorados.

Se trata de una tela rectangular ribeteada que viene con marcas de doblaje para plegarlos. La parte central es mas absorbente que los laterales y suelen tener al menos dos tipos de tela para que la más suave sea la que va en contacto con la piel.

No tienen velcro ni sistema de sujeción, asi que se fijan con una especie de “tirantes” de silicona que se compran aparte.

Encima del predoblado hay que poner un protector impermeable: una “braguita” que no tiene nada de relleno y que sirve solo para cubrir y proteger mejor el pañal de las fugas.

2. Pañales Todo en Uno

Son muy fáciles de usar precisamente porque no hay que ponerse a montarlos “por capas”. Ya viene todo armado en una sola pieza, con el absorbente cosido de forma fija a la funda impermeable.

Normalmente el absorbente se mete dentro de un “bolsillo” para que no se mueva y quede bien colocado. A la hora de lavar el pañal, se extrae, pero siempre se mete en la lavadora a la vez porque las piezas van unidas.

Si te vas de viaje con el bebé, son los más adecuados. Te van a facilitar la preparación del equipaje porque ya viene todo montado. También son los mas indicados si tienes que dejarle el bebé a un cuidador no habitual y necesitas simplificar. Asi no le tienes que estar explicando como se ponen las distintas capas de un pañal.

El punto en contra puede ser el secado: como son mas gruesos y no se dividen por partes, pueden tardar bastante mas en quedar completamente secos y listos para usar. Tambien son algo mas caros. La comodidad se paga un poco mas.

3. Rellenable o de bolsillo

Son parecidos a los Todo en Uno, y de hecho a veces verás que se habla de uno u otro indistintamente, pero tienen algunas diferencias.

El rellenable también tiene un bolsillo interior donde tenemos que colocar nosotros el absorbente. La tela exterior de este bolsillo es especialmente suave, preparada para estar en contacto con el bebé. La diferencia es que las piezas no estan unidas, y tienes que montar el panal cada vez que lo uses, según lo que necesites.

La ventaja mas obvia es que, al poder poner un absorbente de quita y pon, el panal es mas fino y se lava (y sobre todo, se seca) con mas facilidad.

Otra ventaja es que te permite regular mejor el grado de absorcion que necesitas incluyendo mas o menos absorbentes. Por ejemplo, por la noche o en un viaje puedes poner mas de uno para mayor seguridad. Eso da mas libertad por un lado, aunque por otro requiere un poquito mas de tiempo para componer el panal antes de ponerlo. Pero se aprende rápido. Todo es practica.

En resumen, y para que no te confundas, la diferencia entre el Todo en Uno y el panal rellenable es que el primero es una sola pieza, mientras que el panal rellenable tiene un protector impermeable y los absorbentes por separado.

4. Todo en Dos

En este caso, la cubierta impermeable y el absorbente también vienen completamente por separado, pero no tiene un bolsillo completo para meter el absorbente, sino solamente dos pestañas, delante y detrás, para encajarlo y evitar que se mueva. Mas simple, pero comodo y eficaz.

La cubierta puedes reutilizarla siempre y cuando se haya mantenido seca. Tambien permite que regules el número de absorbentes que necesitas.

Respecto a la limpieza, la ventaja es que, al ser piezas separadas, el secado es mas rapido.

5. Nocturno (de bolsillo)

No es imprescindible, porque puedes conseguir mas o menos el mismo resultado con un rellenable (a base de poner capas), pero a algunos papás les da seguridad el grado extra de proteccion nocturna que ofrecen los panales nocturnos.

Es un pañal extragrueso, con protección adicional en las ingles para evitar filtraciones, y al que se le anaden absorbentes con la técnica “de bolsillo”. El grosor asegura muchas horas de protección.

Y, una vez montado, necesita que le pongas un protector exterior impermeable.

Tipos de cierre: ¿Velcro o broches?

panal de tela para bebeOtra cosa que puedes elegir es el tipo de cierre del pañal. Son buenas las dos, tanto con velcro como con corchetes, y es una pura cuestion de gustos (con algún matiz que te contamos ahora).

Las dos elecciones mas habituales son estas:

Velcro

Ya sabemos que un cierre de velcro es lo mas facil del mundo para usar. Basta una ligera presión y listo.

No obstante, para que se mantengan en perfecto estado y tengan una larga vida, hay que hacerles un poco de mantenimiento. Tendrás que mantenerlos limpios, sin pelos o fibras que se vayan pegando con el tiempo. Y, cuando metas el pañal en la lavadora, acuérdate de no dejar el velcro suelto para que no dane otras prendas (al adherirse a otros tejidos).

Ten en cuenta que, como son fáciles de usar, ¡los bebés un poco mayores pueden aprender a quitarselos! Por su facilidad de uso son los cierres que nos suelen pedir en las guarderias.

broches

No se ponen tan rápido como los velcros pero tampoco tienen ninguna complicacion, solamente hay que hacer los clacs correspondientes.

Quizá son mas seguros que los otros porque, como hay que hacer un poquitin de fuerza para cerrarlo, tu bebé no podrá desabrocharlos.

Se les pilla el truco enseguida.

Suelen tener varias posiciones para que quede bien ajustado. Si tienes que dejar a otra persona al cuidado, siempre puedes marcar con un rotulador en que broches se ajusta el pañal.

Sistema mixto

Muchas marcas utilizan un sistema mixto: velcros en la cintura y corchetes para ajustar la talla del pañal.

Como saber cuál es la talla de tu bebé

Normalmente, este tipo de pañales viene con extensiones para ajustar el tamaño y que sirva para bebés de todas las edades (suelen usarlos hasta los dos anñs y medio o tres). Eso se consigue regulando la parte frontal con los corchetes y reduciendo asi el tamaño de la braguita.

Esta posibilidad de ir “ganando tallas” a medida que el bebé crece los hace todavía más económicos porque podrás utilizarlos una y otra vez hasta que deje de necesitarlos.

No obstante, ten en cuenta que para recién nacidos quizá resulten un poco aparatosos, especialmente si tu bebé es un “peso pluma”.

La verdad es que lo mejor es probar. Si no te convence, con esperar unas semanas será suficiente para empezar a utilizar los pañales de tela.