cambios en la vida de los ninosLos cambios en los ninos pueden producirle, al igual que a cualquier persona adulta, cierta ansiedad ante lo desconocido, pero, ya que no cuentan con la madurez necesaria y todavia no son capaces de valorar o sopesar las situaciones que van a vivir, debemos ayudarles a tomarlos con tranquilidad. Para un nino, sus padres son sus bases y sus raices, somos los que le podemos ofrecer la confianza que necesita en este momento de cambios.

Los padres representan la estabilidad que necesitan los ninos:

Todas las familias pasan por cambios como, por ejemplo, las mudanzas, cambios de colegio, enfermedades o muerte de algún familiar, o separacion. Según sea el caso, el equilibrio familiar se vera mas o menos afectado y, asimismo, nuestros hijos pequenos podrian experimentar ciertos sintomas por la influencia de estas nuevas circunstancias: cambios animicos, aislamiento, dificultades de aprendizaje, etc.

Según la sensibilidad del nino y, sobre todo, de la edad que tenga, los cambios pueden afectarle en mayor o menor medida. Asi que debemos ayudarles en lo posible cuando tengan que vivir situaciones que puedan afectar a sus rutinas y a su estabilidad emocional. ¿Recuerdas cuando tu hijo era un bebe y podias llevartelo adonde quisieras, porque mientras estuvieras tú dandole proteccion y satisfaciendo sus necesidades, era feliz? Pues del mismo modo, un nino mas mayor puede atenuar la tension que siempre provocan los cambios, si se siente apoyado por sus padres y experimenta que ellos estan tranquilos. Por el contrario, el nerviosismo que nosotros podemos sufrir ante una nueva situacion o experiencia, se lo trasmitiremos tambien a nuestro hijo.

Los ninos, por lo general, tienen una gran capacidad de adaptacion ante estados mutables, siempre y cuando sus raices o sus bases, que somos sus padres, sigan inmutables. Sin duda, el lugar donde esteis o las personas que os acompanen puede ser importantes para vuestro hijo, pero superar el cambio y volver a la normalidad sin que aparezcan trastornos psicologicos, depende en buena medida de que tenga ciertas cosas que sean inamovibles como una relacion amorosa con vosotros o no privarle de privilegios adquiridos previamente. Tambien podemos proteger su situacion personal y su estabilidad emocional, si vamos preparandole paulatinamente a superar los cambios que tengamos previstos para nuestra familia.

Cinco senales que indican que al nino le esta costando asimilar el cambio

1. Se muestra confundido e inseguro

Ante un cambio, es normal que el nino se sienta confundido, sobre todo si no sabe a ciencia cierta que va a suceder. Cuando el pequeno sale de su zona de confort y debe exponerse a una situacion que no conoce, es comprensible que se sienta inseguro. En este punto, una de las reacciones mas habituales es el aislamiento; es decir, prefiere pasar mas tiempo solo que en compania de los amigos, a la vez que se muestra reacio a descubrir nuevas cosas, porque intenta aferrarse a sus viejos habitos.

2. Se enfada, llora y se queja continuamente

Llorar, enfadarse o mostrarse rebelde son formas de expresar las emociones y los sentimientos. Por tanto, si el nino se siente afectado por un cambio y no es capaz de expresarlo con palabras, como sucede en la mayoria de los casos, puede manifestarlo a traves de sus estados emocionales. De hecho, es muy común que se moleste, llore o se queje por motivos sin importancia, que en otras circunstancias hubieran pasado desapercibidos.

3. Se comporta como cuando era mas pequeno

Regresar a los comportamientos tipicos de cuando era mas pequeno es otra de las senales clasicas que indican que un nino se siente afectado por un cambio, es lo que en el ambito de la Psicologia se conoce como “regresion”. Puede comenzar a mojar de nuevo la cama, a pedir la leche en el biberon o a dormir con los padres. Se trata de un mecanismo de compensacion en el cual, inconscientemente, el nino regresa al tiempo en el que se sentia mas seguro y protegido.

4. Manifiesta conductas que no se corresponden con su forma de ser habitual

A menudo, muchos de los ninos que se sienten afectados por un cambio, comienzan a manifestar comportamientos que no son propios de su forma de actuar. Por ejemplo, si se trata de un nino organizado puede comenzar a ser desorganizado, o si es un nino estudioso, puede dedicarse mas al juego. Se trata de una reaccion instintiva, que le lleva a asumir una conducta rebelde, a traves de la cual expresa su inconformidad o malestar con el cambio.

5. Aparecen trastornos secundarios

A veces, los ninos que han sufrido un cambio brusco en sus vidas desarrollan algún trastorno secundario como por ejemplo: un trastorno alimentario, del sueno o incluso una alteracion emocional severa. Sin embargo, lo mas común es que presenten sintomas como inapetencia, pesadillas, dificultades para conciliar el sueno o irritabilidad