té para bajar de peso luego del partoEs completamente normal y corriente que, muchas de nosotras, tengamos la barriga más grande de lo habitual e inclusive, flácida cuando tenemos a nuestro bebé. Durante la etapa de gestación, la piel se estirá y se da para poder dar cobijo a nuestro pequeño pero, cuando ya lo tenemos entre los brazos, ¿qué hacemos con toda esa flacidez?

Los remedios caseros como las infusiones pueden ayudarte a reducir la acumulación de líquidos, de grasa y recuperar tu figura en menos tiempo. Eso sí: no esperes que sea un efecto milagro, es importante que combines una vida saludable con hábitos sanos para que estos remedios puedan complementar tu rutina y ayudarte a lograr tus objetivos.

A continuación tenemos una lista con los 14 mejores tés para adelgazar luego de dar a luz, es importante que tengas en cuenta que en caso de que estés lactanco a tu bebé, es fundamental consultar con un especialista acerca de cuáles puedes y cuáles no puedes consumir durante este período.

#1 Té de Jamaica con canela

La flor de Jamaica, también conocida como hibisco, es excelente para adelgazar, pues ayuda a eliminar el exceso de líquido en el organismo por su acción diurética, deshinchando el cuerpo; aumenta el metabolismo, por lo que ayuda a quemar más calorías, y favorece la digestión, debido a que contiene canela en su composición.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de hibisco seco;
  • 1 cucharada de hojas de cola de caballo;
  • 1 palo de canela.

Modo de preparación:

A un litro de agua hirviendo agregar las hojas secas de hibisco y de cola de caballo con el palo de canela, dejar reposar durante 10 minutos. Colar antes de beber.

Este té debe ser bebido 3 a 4 veces por día, media hora antes de las comidas principales.

#2 Té de jengibre con piña

El té de jengibre con piña es excelente para adelgazar, ya que aumenta el metabolismo, ayudando así al organismo a quemar más calorías, produce sensación de saciedad y favorece el correcto funcionamiento intestinal, puesto que es rico en fibras.

Ingredientes:

  • 1 cáscara de media piña;
  • 1 cáscara de naranja;
  • 1 cucharada de carqueja;
  • 1 cucharada de jengibre.

Modo de preparación:

Agregar a 1 litro de agua la cáscara de la piña y de naranja y la cucharada de jengibre y dejar hervir por 3 minutos. Después de hervir, apagar el fuego y agregar la cucharada de carqueja. Tapar, dejar reposar durante 5 minutos, colar y beber a continuación.

Debe ser tomado a lo largo del día entre las comidas, y para alcanzar mejores resultados, es recomendado tener una dieta saludable y practicar actividad física regularmente.

#3 Té verde con moras

El té verde con moras es bueno para adelgazar, ya que ayuda a disminuir el apetito, aumenta el metabolismo, quemando así más energía y calorías, y favorece la mejoría de la retención de líquidos gracias a sus propiedades diuréticas.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de hojas secas de mora;
  • 1 cucharadita de hojas secas de té verde.

Modo de preparación:

En una taza de té colocar las hojas secas de mora y de té verde y adicionar 150 ml de agua hirviendo. Tapar, dejar reposar durante 10 minutos, colar y beber a continuación.

Este té debe beberse antes de las comidas principales, como el almuerzo y la cena, durante 2 a 3 semanas.

#4 Té de azafrán con jengibre

Algunos estudios demostraron que el azafrán puede ayudar a la pérdida de peso, ya que mejora el humor y reduce el apetito, llevando a una mejor ingesta de calorías durante el día. Además de eso, el jengibre también es un alimento termogénico que aumenta el metabolismo del cuerpo y disminuye el apetito. Es por eso, que este té es muy beneficioso para ayudar a bajar de peso.

Ingredientes:

  • 1 cucharada cafetera de filamentos de azafrán;
  • 1 cucharada de jengibre o 2 a 3 cm de la raíz;
  • 500 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Agregar los filamentos de azafrán en el agua hirviendo y el jengibre. Tapar y dejar reposar por 5 minutos. Colar, esperar que se entibie y beber 1 taza de este té 2 veces por día acompañado de actividad física de manera regular.

#5 Té rojo

Por contener cafeína y catequinas, el té rojo puede ayudar a acelerar el metabolismo debido a su efecto termogénico, ayudando a bajar de peso y a quemar grasas en la zona abdominal.

Ingredientes:

  • 1 cuchara de té rojo;
  • 250 ml de agua.

Modo de preparación:

Hervir el agua, dejarla enfriar un poco durante 1 a 2 minutos. En seguida, adicionar el té rojo y dejar descansar durante 10 minutos. Este té puede ser servido caliente o frío y pueden tomarse 1 a 3 tazas por día.

#6 Te de cola de caballo

La cola de caballo ayuda a adelgazar debido a que tiene en su composición sustancias antioxidantes, antiinflamatorias, desintoxicantes, termogénicas y diuréticas, como los flavonoides y el ácido cafeico, que aumentan la quema de grasa localizada y ayudan a eliminar líquidos que pueden causar exceso de peso.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua hirviendo;
  • 1 cucharada de cola de caballo.

Modo de preparación:

Colocar el tallo seco de la cola de caballo en la taza de agua hirviendo y deja reposar alrededor de 5 a 10 minutos. Colar y beber hasta 2 tazas al día, de preferencia después de las principales comidas del día.

#7 Té de yerba mate con limón

El té mate con limón ayuda a adelgazar, pues favorece la sensación de saciedad y aumenta el metabolismo, contribuyendo a la quema de una mayor cantidad de calorías. Además de esto, disminuye la hinchazón en el cuerpo por su acción diurética.

Ingredientes:

  • 1 o 2 cucharaditas de yerba mate;
  • 1/2 limón exprimido.

Modo de preparación:

En una taza de té colocar las hojas secas del té mate y medio limón, luego agregar 150 ml de agua hirviendo. Tapar y dejar reposar de 5 a 10 minutos. 8.

#8 Té de fenogreco con alcachofa

El té de fenogreco con alcachofa ayuda en la pérdida de peso, ya que genera mayor sensación de saciedad y alivia el estreñimiento gracias a su contenido de fibra. Otro beneficio es que aumenta el metabolismo, ayudando a quemar grasa, y a su vez, por la acción diurética que ejerce, disminuye la retención de líquidos.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco en polvo;
  • 1 cucharadita (5 a 6 g) de hojas secas de alcachofa.
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación:

Hervir el agua, apagar el fuego y colocar el fenogreco y las hojas de alcachofa. Tapar y dejar reposar entre 5 a 10 minutos. Colar y beber 1 taza, tres veces al día entre las comidas.

#9 Te de malojillo

Por poseer propiedades diuréticas, el té de malojillo, ayuda a eliminar el exceso de líquidos en el cuerpo, disminuyendo la hinchazón de la barriga, siendo una alternativa interesante para incluir en la dieta para adelgazar.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de las hojas picadas de malojillo;
  • 1 taza de agua hirviendo;

Modo de preparación:

Colocar las hojas picadas de malojillo en una taza y cubrir con agua hirviendo. Tapar, dejar reposar, colar muy bien y beber. Tomar de 3 a 4 tazas al día, acompañada de alimentación saludable y actividad física.

#10 Té de cúrcuma con limón

La cúrcuma posee un compuesto activo llamado curcumina, el cual se ha relacionado con la pérdida de peso y con la disminución del hígado graso, debido a que acelera el metabolismo, lo que a su vez aumenta el gasto energético y favorece la disminución del peso.

Asimismo, el limón ayuda a limpiar las papilas gustativas, reduciendo las ganas de consumir alimentos dulces, y posee efecto diurético, el cual ayuda a eliminar el exceso de líquido presente en el organismo.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de polvo de cúrcuma;
  • 1 cucharada de jugo de limón;
  • 150 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Agregar el polvo de cúrcuma y el jugo de limón al agua hirviendo y dejar reposar durante unos 10 a 15 minutos. Dejar enfriar un poco y beber hasta 3 tazas al día entre las comidas.

#11 Té con hojas de olivo

El té de hojas de olivo ayuda a reducir el azúcar en la sangre, provocando menos cantidades de insulina en la circulación, lo que lleva a una menor acumulación de grasa en la región abdominal y a un mejor control del pico glucémico, consumiendo, por esto, menos calorías.

Ingredientes:

  • 10 g de hojas frescas trituradas de olivo o 5 g deshidratadas;
  • 150 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Agregar las hojas de olivo en el agua hirviendo, tapar y dejar reposar de 10 a 15 minutos. Posteriormente, colar el té y beber 2 veces en el día después de las comidas principales.

#12 Té negro con naranja y canela

El té negro es rico en flavonas, un compuesto que posee propiedades antioxidantes y que, según ciertos estudios, podría favorecer la pérdida de peso y ayudar a moldear la cintura cuando se consume de forma regular.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de hojas de té negro;
  • Cáscara de 1/2 naranja;
  • 1 palito de canela;
  • 2 tazas de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Tostar la cáscara de la naranja y el palito de canela en una olla a fuego medio durante 3 minutos. Agregar estos ingredientes y el té negro al agua hirviendo, dejar reposar durante 5 minutos. Colar y beber frío o caliente, según su preferencia, de 1 a 2 tazas al día durante por lo menos 3 meses.

#13 Té oolong

El oolong es un té chino tradicional que posee propiedades antiobesidad cuando se combina con una dieta saludable y equilibrada, debido a que podría mejorar el metabolismo de las grasas. Además, no solo ayuda a disminuir el peso y la grasa acumulada en el organismo, sino también a mejorar los valores de triglicéridos y de colesterol.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de oolong;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Agregar el oolong al agua hirviendo, dejar reposar durante máximo 3 minutos. Colar y beber 1 taza al día durante por lo menos 6 semanas, en conjunto con una dieta balanceada.

#14 Té de orégano

Los componentes antiinflamatorios y antioxidantes del orégano promueven la disminución de la inflamación y las grasas del organismo, siendo un alimento muy útil para utilizarse en dietas para bajar el peso y la panza de manera más eficaz.

 Ingredientes:

  • 1 cucharada de sopa de orégano fresco o seco;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Colocar el orégano en la taza de agua hirviendo y dejar reposar durante 5 a 10 minutos. Después colar y beber tibio entre 2 a 3 tazas por día, acompañado de una dieta balanceada y actividad física de manera regular.