mama enfadada con su hijaLa educacion de los ninos y ninas a veces puede ser un camino bastante duro para algunas personas. En muchas ocasiones, los padres y madres pierden los nervios con sus hijos e hijas cuando estos hacen algo que, a ojos de los adultos, no deberian realizar, gritandoles, castigandoles e incluso agrediendoles. Actuar de esta forma no es lo mejor para su desarrollo, ya que son seres dependientes que estan comenzando a descubrir el mundo y el funcionamiento de las cosas.

Por que pierdo los nervios con mis hijos

El enfado es una emocion totalmente normal de los seres humanos donde se hace presente el malestar y la ira. Son muchas las situaciones que provocan que las personas se enfaden, pero depende de ellas mismas el hacerlo con mayor o menor intensidad.

Los ninos y ninas son muy activos, movidos, ruidosos, exploradores, juguetones… son signos de vitalidad que, en ciertos momentos, pueden alterar a sus progenitores. Estas son las causas mas frecuentes por las que se pierden los nervios con los hijos e hijas:

  • Cansancio o estres: el dormir poco, el trabajo, las tareas del hogar junto con la crianza de los ninos y ninas puede provocar mucho cansancio en los adultos. Cuando nos encontramos cansados somos mas susceptibles a enfadarnos y estresarnos con cualquier cosa.
  • Las prisas: los adultos nos regimos por horarios que los ninos y ninas no comprenden y pueden ser el detonante de muchos de los enfados familiares.
  • La falta de empatia: es decir, no saber ponerse en el lugar de los ninos y ninas. Una de las principales causas de perder los nervios con los hijos radica en no comprender sus necesidades. Conocer y entender su etapa evolutiva y su forma de pensar en cada momento, ayudara a que los enfados se reduzcan a contadas ocasiones.
  • Poco autocontrol: es algo que debemos trabajar individualmente para gestionar los enfados y el resto de emociones no solo con nuestros hijos e hijas, si no con el resto de las personas que forman la sociedad.

Muchas veces nos enfadamos con los ninos y ninas sin tener motivos para ello, y no nos damos cuenta de que el problema lo tenemos nosotros mismos por no saber controlarnos o no empatizar lo suficiente con su situacion. Todo eso puede hacer que te encuentres muy saturada, que siempre estres triste y enfadada o incluso que no disfrutes de tus hijos. Perder los nervios con los hijos e hijas en ningún caso esta justificado y tiene consecuencias negativas que vamos a detallar a continuacion.

Consecuencias del enfado

El enfado con los ninos y ninas puede tener consecuencias muy negativas para su desarrollo. Esto no quiere decir que no debamos ponerles limites, puesto que estos son necesarios para ellos. Debemos poner limites de forma positiva, evitando gritarles, faltarles el respeto o agredirles. Normalmente, cuando nos enfadamos gritamos y hacemos sentir mal a la persona causante del enfado. Gritar a nuestros hijos e hijas no nos parece algo malo, pero lo cierto es que es una forma de violencia verbal que tiene repercusiones en su autoestima y en la seguridad en si mismos.

Otras consecuencias del enfado son las siguientes:

  • Estamos dando un mal ejemplo a nuestros hijos e hijas, teniendo actitudes con ellos que las interiorizaran como normales y las aplicaran con el resto de personas.
  • Fomentamos una mala relacion entre los miembros de la familia, reduciendo los niveles de confianza y dialogo.
  • Su gestion del autocontrol se vera mermada.
  • Provocamos el miedo en ellos.
  • Y, sobre todo, se vera afectado su desarrollo emocional en todos sus sentidos, desde la expresion de sus sentimientos hasta la forma de relacionarse con los demas.

Ahora que sabemos lo negativo que es enfadarse a menudo con nuestros hijos e hijas, vamos a ver como podemos controlar nuestros nervios.

Como controlar los nervios con los hijos

Tenemos claro que debemos trabajar nuestro autocontrol para poder educar a nuestros hijos sin enfados, pero nos faltan por conocer algunas tecnicas que nos pueden ayudar a conseguirlo. ¡Toma nota!

  • Busca tiempo para ti: relajate, mimate, disfruta de tus hobbies, queda con amigos o amigas. Te servira para desconectar y cargar energia positiva.
  • Delega tareas: si sientes que no puedes con todas las cargas que quieres realizar, deja que otra persona las haga en tu lugar.
  • Respira y piensa antes de actuar ante situaciones que sabes que te llevan al limite.
  • Informate sobre el desarrollo de tus hijos e hijas y sobre la etapa en la que se encuentran. Te ayudara a comprender el por que de sus acciones.
  • Busca asesoramiento: hay un monton de profesionales que pueden ayudarte a gestionar tus emociones para evitar situaciones de conflicto.

Como vemos, es imprescindible que los padres y madres se encuentren bien consigo mismos para que aporten una buena educacion a sus hijos e hijas. Vamos a detallar algunos consejos para educarles sin perder los nervios.