mamá lactandoLa lactancia es un proceso tan mágico como complejo. Es mucho mas que alimentación del bebé. Es contacto, apego, contención y un lenguaje corporal profundo entre la madre y su hijo. Por eso, desde ese momento se debe prestar atencion a la postura de la madre para evitar lesiones y dolores musculares durante la lactancia.

Es muy común escuchar a las madres de bebés pequeños quejarse de dolor de cuello y espalda, asi como también en los brazos o muñecas. Desde la llegada del bebé se altera el sueño y se modifica la rutina cotidiana.

La demanda diaria y el cansancio, lleva muchas veces a malas posturas sostenidas. La falta de actividad fisica y una alimentacion desequilibrada influyen directamente en la respuesta del cuerpo ante el dolor.

Lesiones y dolores musculares más frecuentes de la lactancia

Generalmente vemos en todos lados la clasica posicion de cuna para amamantar a un bebé. Sin embargo existen muchas más. Conocerlas, probarlas y buscar la comodidad de la mamá y del bebé, cuidará la salud de ambos.

Es recomendable adoptar mas de una postura y optar por la que resulte más cómoda en cada momento. Esto ayudará a prevenir futuros dolores en el cuerpo o lesiones músculo-tendinosas durante la lactancia.

Además, los cambios hormonales propios del post parto y la demanda que implica el cuidado de un bebé, influyen directamente sobre la aparicion de dolores corporales. A continuación detallamos las afecciones traumatologicas mas comunes en la lactancia:

Cervicalgia

Se llama cervicalgia al dolor de cuello. Durante la lactancia, la madre suele mantener el cuello inclinado para mirar o atender a su bebé y esta postura puede mantenerse durante horas.

Una forma de evitar las contracturas cervicales, es mantener una buena movilidad. Alternar la postura para amamantar permite mover el cuello de un lado al otro, lo que a su vez favorece la circulación sanguinea de la zona y alivia las molestias.

Dorsalgia

Dorsalgia es el dolor en la zona media de la espalda y se relaciona directamente con las mamas. El aumento de peso de los pechos, sumado a la posición que se adopte para amamantar generaran una sobrecarga en esta zona del cuerpo. Además el cansancio físico y sostener al bebé en brazos influirán negativamente.

Por lo tanto, aquí tambien cobra un papel fundamental alternar la postura y permitir el movimiento y el ajuste de ambos mientras el bebé esta en el pecho.

Lumbalgia

El dolor lumbar es de los mas frecuentes y se localiza en la zona baja de la espalda. Este se combina con los dolores propios del puerperio, relacionados con el retorno del útero a su tamano original. y la recuperacion de toda la region pelvica.

La postura que se adopta en la lactancia tambien sobrecargara esta zona, mas aún cuando tenemos al bebe en brazos estando de pie.

Los dolores musculares, en general, pueden resolverse espontaneamente si son leves. Sin embargo, muchas veces sera necesaria la atencion medica para su correcta evaluacion e indicacion de analgesicos y fisioterapia.

Este tratamiento estara enfocado al alivio de las molestias musculares, mejorando tambien la flexibilidad y fuerza de la zona afectada.

Tenosinovitis de Quervain

Esta lesion ocurre comúnmente en actividades deportivas, pero tambien luego de cargar por horas a un bebe. Se trata de la inflamacion de los tendones ubicados en la cara anterior de la muneca, cerca de la raiz del pulgar.

Esta afección provoca dolor al cerrar el puno con el pulgar debajo del resto de los dedos y se incrementa cuando intentamos hacer fuerza para agarrar algo con este dedo. Muchas veces ira acompanado de dificultad para mover la muneca o el dedo pulgar.

El tratamiento medico de la Tenosinovitis de Quervain incluye reposo con ferula o munequera y analgesicos aptos para la lactancia. Eventualmente se aplican medicamentos inyectables para aliviar los sintomas y solo los casos mas graves requieren cirugia.

En todas las tenosinovitis se realiza tratamiento de fisioterapia. Este implica electroanalgesia, tecnicas manuales y ejercicios para mejorar la movilidad, fuerza y elongacion de la zona afectada.

Una buena técnica de lactancia para evitar dolores musculares.

En los centros de maternidad los profesionales de la salud ensenan a las mujeres una correcta tecnica de lactancia para favorecer la correcta succion por parte del bebé. La forma en la que el lactante se prenda al pecho influira directamente en el desarrollo de su craneo, que aún es flexible en los primero meses.

Además, el correcto acople al pecho intervendra en el crecimiento de su musculatura facial, craneal y cervical, afenctando asi su alimentación, respiración y comunicación a futuro.

Por lo tanto es primordial que el niño tome de ambos pechos a lo largo del dia y varien las posiciones que se adopten para amamantar. Esto ofrecera un enorme beneficio tanto para la mamá como para su hijo.