Preparar buenos desayunos para mujeres embarazadas es clave cuando el objetivo es asegurar un buen estado de salud y un óptimo desarrollo fetal. Así se consigue satisfacer los requerimientos de nutrientes esenciales desde el inicio del día y se evita alterar el funcionamiento del organismo de la futura mamá.

Antes de comenzar hemos de destacar que uno de los pilares de una dieta saludable es la variedad. Por eso, conviene incluir en las rutinas diarias varios tipos de alimentos distintos para lograr ingerir todos los elementos que el cuerpo necesita día a día. Sobre todo durante la gestación, pues algunos requerimientos podrían estar aumentados.

Toma nota de las mejores ideas de desayuno para las mujeres en estado de gestación.

Los mejores desayunos para embarazadas

A continuación, te vamos a mostrar cuáles son los mejores desayunos que se pueden elaborar para las mujeres embarazadas. Todos cuentan con alimentos frescos, por lo que podrán consumirse de manera regular.

1. Muesli con yogur y frutas

Para este desayuno solamente necesitas colocar en un bol un yogur natural, añadir un poco de muesli de buena calidad y decorar con frutos rojos cortados a gusto. Incluso, puedes completar con semillas, como las de chía y las de sésamo. De este modo, conseguirás un aporte energético suficiente para afrontar la jornada, además de un consumo adecuado de bacterias probióticas.

Eso sí, a la hora de elegir el muesli es fundamental centrarse en su etiquetado. La mayor parte de los productos comerciales cuentan con una cantidad excesiva de azúcares simples y se ha demostrado que la ingesta de estos elementos puede afectar negativamente al metabolismo de la mamá. Incluso, durante la gestación podría predisponer a la mujer a desarrollar diabetes gestacional. Por eso, es clave elegir siempre aquel muesli libre de azúcares añadidos.

2. Macedonia de frutas

Si quieres asegurar una dosis elevada de vitaminas, la macedonia de frutas es la mejor opción. Basta con disponer un bol las frutas cortadas a gusto. Incluso, puedes aderezarlo con zumo de naranja recién exprimido para darle un toque más dulce. En cualquier caso, el contenido en antioxidantes será destacado.

Hay que tener en cuenta que los fitoquímicos presentes en los alimentos de origen vegetal ayudan a neutralizar la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en el organismo. Dicho efecto se ha relacionado con un menor riesgo de desarrollar patologías crónicas y complejas con el paso de los años

3. Tostada de pan con tomate

El pan con tomate es una buena fuente de energía para afrontar la jornada. Se puede completar también con unas lonchas de queso curado para aportar proteínas de la más alta calidad. Ahora bien, en el caso de elegir incorporar el lácteo, habrá que asegurarse de que haya sido elaborado a partir de leche esterilizada. De lo contrario, no sería adecuado para las mujeres embarazadas, por el riesgo de intoxicaciones alimentarias.

También puede ser positivo aderezar el pan con un chorro de aceite de oliva, siempre y cuando este sea de tipo virgen extra. Habrá que ser moderados en este punto, ya que una ingesta excesiva de dicho alimento podría desequilibrar la balanza energética a favor de la ingesta y así, repercutir negativamente en la composición corporal.

Prepara los mejores desayunos para las mujeres embarazadas

Como has visto, es fácil preparar buenos desayunos para mujeres embarazadas en poco tiempo y con pocos ingredientes. Nosotros te hemos ofrecido unas buenas alternativas, pero hay muchas más. Lo importante es que sean protagonistas los alimentos frescos y que evites el consumo de ultraprocesados industriales de baja calidad. Estos elementos cuentan en su interior con azúcares simples y con grasas trans, que podrían interferir en tu salud y en la de tu bebé.

Por último, ten en cuenta que durante el embarazo hay ciertos alimentos que no están recomendados, pues el objetivo es evitar contaminaciones bacterianas indeseables. Como norma general, se deben evitar los comestibles de origen animal crudos (incluidos los lácteos no pasteurizados) y los embutidos.