La realidad es que no hay ningún alimento que induzca el parto, muy a pesar de las sugerencias que circulan de boca en boca y que se hacen tremendamente relevantes para la embarazada cuánto más se aproxima la fecha probable del parto. Sin embargo, existen algunos que podrian ir acercandote a la anhelada fecha.

A pesar de las ganas que puede tener la futura mamá de que llegue el final de su emocionante viaje y tener en brazos a su bebe, las investigaciones mas recientes sugieren que es la madurez de los pulmones del bebé la que desencadena el torrente hormonal que significa el inicio del trabajo de parto. Pero, ¿hay alimentos que pueden estimular el parto?

Consejos de alimentación para estimular el parto

Existen maneras naturales que pueden estimular el comienzo del parto como el ejercicio físico, el sexo o la estimulación de los pezones, además de mediante otros estimulos externos como la aromaterapia o la reflexologia.

En cuanto a los alimentos que tienen propiedades para inducir el parto, no hay evidencia suficiente para asegurar que funcionan al 100%, pero cuando estamos cerca, podrian ser de ayuda.

– En general, la comida india y la mexicana, por sus especias picantes como el curry y el chili, estimulan el transito intestinal, pudiendo desencadenar contracciones. Sin embargo, estas contracciones no tienen por que desencadenar el parto, pudiendo simplemente hacer a la mamá pasar un rato incomoda sin tener ningún resultado. Los escasos estudios que existen al respecto solo sugieren que las comidas picantes contienen y liberan capsaicinas que pueden inducir un aumento en la liberacion de endorfinas, y, dado que estas son relajantes naturales, con la relajacion del cuerpo puede iniciarse el parto.

La piña fresca contiene una enzima llamada bromelina que en diversos estudios cientificos ha demostrado ayudar a la maduracion del cervix y estimular la produccion de prostaglandinas, y por tanto podria inducir el parto. Sin embargo, las cantidades necesarias de bromelina para observar estos efectos son elevadisimas, algo imposible de conseguir comiendo piña.

Chocolate El chocolate es uno de los trucos que utilizan algunas madres cuando quieren sentir a su bebé moviendose. Al tener un poco de cafeina estimula al bebe, por lo que algunas personas piensan que animandole a moverse podria comenzar el trabajo de parto.

– El regaliz negro tambien es capaz de estimular la producción de prostaglandinas tanto in vitro como in vivo, gracias a su contenido en glicirricina, aunque de nuevo, la cantidad es el problema, ya que cantidades elevadas de glicirricina ademas de desencadenar el parto pueden causar diarrea.

– Algunas especias, como el oregano y la albahaca se han relacionado tambien con la aparición de contracciones cuando se consumen en cantidades elevadas. De manera natural, con las cantidades que se utilizan para condimentar los platos, es improbable que se observe efecto alguno.

– El consumo de té de hojas de frambueso puede producir contracciones cuando se ingiere en grandes cantidades, por lo que no se recomienda su consumo hasta pasada la semana 37 de embarazo.

Antes de probar cualquier cosa, consulta a tu doctor

Hay que recordar que todo esto son solo suposiciones y aunque seguro muchas mamas confian en que eso les ayudo a que se desencadenara el trabajo de parto, no existe evidencia de que alguno de estos funcione.

Quizas solo haya sido una coincidencia o casualidad y que el parto ya hubiera estado a punto de comenzar sin necesidad de alguno de estos alimentos. Lo que si es cierto, es que algunas de estas cosas podrian funcionar como una especie de placebo, ya que al consumirlos las madres se relajan y se produce oxitocina, lo que podria contribuir también a que se inicie la labor de parto.

Al final, el que decide cuando nacer es el bebé, asi que si aún no esta listo, nada lo hara salir. Y como siempre, antes de consumir cualquier alimento que no sea usual o que no este recomendado durante el embarazo, consulta a tu médico.

Lo mas probable es que nuestro bebé nazca cuando este preparado, asi que mas que en comer estos alimentos si no nos agradan, debemos preocuparnos de llevar una dieta sana y equilibrada hasta el final del embarazo.